20 febrero 2007

Viajes a través del espacio y el tiempo

Cosmos:Un viaje personal. A principio de los años ochenta, el genial y popular astrónomo y divulgador científico, Carl Sagan, produjo y presentó esta magnífica obra junto a un programa televisivo en trece capítulos. Se emitió en 60 países y fue vista por más de 500 millones de personas. Basándose en esta serie de documentales escribió el libro Cosmos.
De los trece capítulos de la serie documental, de los cuales TODOS son sublimes, mi preferido es el número ocho, titulado: Viajes a través del espacio y el tiempo.


¿Sería posible un viaje a las estrellas? Para responder a esta pregunta habría que redefinir el concepto de viaje.
En física, cualquier punto en el espacio es alcanzable en el tiempo, lo que conocemos como velocidad. Luego, para alcanzar grandes distancias en poco tiempo necesitamos mayor velocidad. Este es el punto en el que nos topamos con las profundas consecuencias vinculadas al comportamiento de la materia que viaja cerca de la velocidad de la luz.
Todo se basa en un principio: El espacio y el tiempo son relativos.

Por ejemplo, la luz de las estrellas que podemos ver de noche en un cielo despejado viaja a una velocidad de trescientos mil kilómetros por segundo. Las grandes distancias que nos separan de ellas, hace que se precise de una unidad de medida en el espacio interestelar conocidada como un año luz. Un año viajando a la velocidad de la luz.
¿Eso quiere decir que si una estrella está situada a diez años luz de la tierra, la luz que ésta emite tardará diez años en llegar?
Respecto al viajante (la luz de la estrella en este caso) sí. Pero tras esos diez años ha ocurrido algo muy curioso. La tierra ya no existe. Y para nuestra concepción de tiempo habrían pasado miles de millones de años.
Esto quiere decir que cuando miramos el firmamento, lo que vemos, no es la luz de las estrellas que emitieron éstas hace diez años, sino que vemos un universo en toda su niñez hace miles de millones de años.
De aquí surge la teoría de la dilatación del tiempo, una consecuencia inmediata de la teoría general de la relatividad de Einstein.

"Las estrellas que vemos en el cielo en una noche de verano, no son sino una porción de un fotograma en la extensa pelicula del cosmos".


A la velocidad de la luz , el espacio y el tiempo se despropian de las magnitudes físicas relativas a los objetos. Las leyes Newtonianas no tienen cabida si se viaja a la velocidad de la luz. Todo se rige por un principio:

"Todo objeto movil no debe sumar jamás su velocidad a la velocidad de la luz"


En tal caso, dos objetos cualesquiera viajando a velocidades distintas, pero cerca de la velocidad de la luz, experimentarían la paradoja de que llegarían al destino al mismo tiempo, cuando para un observador inmovil, la diferencia entre el tiempo de llegada sería sustancial.

Otras consecuecias serían:

-Efectos de corrimiento azul/rojo por longitud de onda: La luz se compone de todos los colores. El rojo y el azul, son los que mayor y menor longitud de onda tienen respectivamente. Luego las ondas azules tienen mayor frecuencia que las rojas. Esto produce un efecto curioso cuando se viaja cerca de la velocidad de la luz. Para un observador, el objeto cuando se acerca es azul, y cuando se aleja es rojo.

-La luz que refleja el objeto llega toda al mismo tiempo al observador: Si el objeto es una persona, la luz que refleja la oreja llega al espectador al mismo tiempo que la luz que refleja la punta de su nariz. Esto hace de que cerca de la velocidad de la luz la noción de profundidad quede alterada.

-Off Topic-

Me encanta la forma que tiene Sagan de darle un enfoque sencillo y ameno a todo lo que va relatando. Hace fácil de comprender lo que ya de por sí tiene su grado de complejidad.
Como he dicho antes, todos los capítulos son geniales.
Sin lugar a dudas, es una de las grandes series documentales que nadie se debe perder.

delicous menéame

1 comentario:

Mary dijo...

cuando hablas del espacio y del tiempo, ¿te refieres al
espacio-tiempo?