06 noviembre 2006

El escorpión y la rana

El escorpión tenía que cruzar un arroyo y le pidió a una rana que lo llevase a cuestas.
La rana le dijo… no puedo, eres un escorpión. Confía en mí contestó él. Y subió a lomos de la rana.
A medio camino el escorpión picó a la rana. La rana le miró… ¿por qué lo has hecho? Ahora moriremos los dos. El escorpión dijo… no pude evitarlo… soy un escorpión.



Otro día os cuento el de la princesa y el enano.

delicous menéame

3 comentarios:

paqui dijo...

¿Cúal es la moraleja?

. dijo...

... y es que la cabra siempre tira para el monte.
Lo has recortao demasiao,midavi

midavi dijo...

Posible moraleja:
Evita a los "escorpiones". Aunque puedan darte confianza al final acaban picándote...