25 diciembre 2006

La verdadera historia de caperucita roja

La primera caperucita escrita la realizó Charles Perrault, que ordenó las historias populares francesas para su consumo en el siglo en 1697. Otros cambios como el final feliz, el leñador, endulzorantes artificiales, censuras varias... se hicieron a posteriori por los hermanos Grimm. Esta última versión ha sido la que ha perdurado.
Una versión pre-Perrault que circuló por distintas zonas de Europa, como Inglaterra, Austria o Italia, cuenta:

Una niña que tenía que llevar pan y leche a su abuela. Mientras iba por el bosque un lobo le pregunto donde iba. "a casa de mi abuelita".
El lobo corrió y llegó antes a la casa. Mató a la abuela, vertió su sangre en una botella y cortó su carne en lonchas sobre un plato. Luego se puso su camisón y esperó en la cama.
Toc Toc.
"Entra querida"
"Te traigo pan y leche, abuelita".
"Come tú algo, querida. Hay carne y vino sobre la mesa".
La niña comió lo que se le ofrecía.
Cuando lo hizo, un gatito dijo:
"¡Zorra!¡Come la carne y beber la sangre de tu abuela!"
Luego el lobo dijo:
"Desnúdate y ven a la cama conmigo".
"¿Dónde dejo la falda?".
"Echala al fuego; ya no la necesitarás más"
Por cada pieza, enagua, corpiño y media, la niña preguntó lo mismo y el lobo replicó:
"Échala al fuego; ya no la necesitrás más"
Cuando la niña se metió en la cama, dijo: "Abuelita.. qué peluda eres".
"es para mantenerme caliente, querida"
"Abuelita que uñas tan largas tienes"
"son para arrascarme mejor"
....
Abuelita qué dientes tan grandes tienes"
Son para comerte mejor, querida".
Y se la comió.

Hay versiones un poco más gores donde caperucita (además de canibalismo), una vez en la cama con el lobo, tiene ganas de defecar y éste le dice que no se preocupe, que en la cama mismo.

Sobra decir que prefiero esta versión a la de los hermanos Grimm. Aquí, Hannibal Lecter es un aficionado comparado con el lobo.

Fuentes:
Caperucita roja en la Wikipedia

delicous menéame

3 comentarios:

Simona dijo...

Supongo que antiguamente no analizarían nada, porque para qué querría el lobo que caperuzita se comiera a su abuela cuando podría comérsela él mismo?

wanfry dijo...

Lo escribió así para dar a entender que no se debe de fiar en desconocidos porque sino se puede llegar hacer verdaderas gilipolleces como es el caso de caperucita con la abuela.

Gerardo dijo...

Me ha llamado la atencion el articulo. Previsualicé hace unos dias la nueva película de "la verdadera historia de caperucita roja" y me fijé en la historia: El pueblo ve cómo cierran todos los negocios y se hunde en la miseria mas profunda por el robo de recetas de la abuela. Enseguida me acordé del comienzo del documental "código linux" donde Stallman comienza hablando precisamente de las recetas, su cualidad de "documentos libres" y su continua mejora con el consecuente beneficio para todos. En fin, la abuelita no usa software libre y sólo quiere seguir forrándose preservando su "tesoro".

No encuentro tu email por ningun lado. Dámelo para mandarte la fonera.