08 agosto 2006

Puro estiércol

Lo de la lista de cosas que hacer fue un fracaso. Sí, ya lo creo, y una idea estúpida también. ¿Necesitas organizarte? Pues cómprate una agenda, utiliza la que viene en el móvil o descarga uno de los miles de programas que pululan por ahí a modo de organizador electrónico. Si es que ya lo decía Einstein: "Haz las cosas simples, pero no simplonas".


Pues ya ves, ahora no necesito nada de eso. Ahora lo que necesito es decir al mundo entero y con la voz muy alta que la vida es una mierda[..] Jeje, que no hombre, no me he vuelto paranoico ni nada por el estilo. Es que me he acordado de un mensaje que me llegó un día en el que, por accidente, buscando unos apuntes que misteriosamente habían desaparecido de su lugar, hallé una nota que decía:

"David, ¡enhorabuena! Eres tan feliz que pasarás por la vida sin saber que es una mierda".

La nota estaba firmada por dos buenos amigos y compañeros, Manfred y Brujo, que habían querido desvelarme el "secreto mejor guardado de la existencia" para cuando más o menos acabara la carrera (estaba entre los apuntes de una asignatura de tercero, así que supongo que no debería de haberlo encontrado hasta ahora). Sin embargo, el papelote lo encontré mucho antes.

Pues sí, yo era muy feliz cuando llegué a la Universidad. Inocente y feliz. No había algo que me importara tanto como para estar dándole vueltas más de un minuto. Aceptaba las cosas tal y como me venían. Sin miramientos. No es que fuera un tonto(bueno reconozco que un poco tontín sí que era), pero me encontraba en un mundo nuevo, algo desconocido para mí. Todo era una colección de experiencias y emociones nuevas que cada día iban poniéndose delante mía y se anclaban para quedarse ahí. Sí, estaba muy verde, demasiado, y necesitaba un chute de viveza, que tarde o temprano acabaría por llegar.

¡Qué decepción! Veis amigos, mirad en lo que me he convertido! :)

Si tuviera que hacer una metáfora de mi vida diría que es un mojoncillo, jaja.

A ver, no todo es pura mierda, o estiércol, como dice el bueno de Gonzo razonando sobre los actos egoístas, y acerca del origen, azaroso según él, de la amistad y el amor. Sencillamente hay cosas que nos motivan, sensaciones que corren por nuestro cuerpo, que nos gustan y nos hacen disfrutar de muchos momentos.

La belleza es el atributo más característico de todas las cosas en esta vida.
Según Simone de Beauvoir: "La belleza es aún más difícil de explicar que la felicidad". ¿Es la búsqueda de lo bello lo que nos mantiene vivos, quizás? No lo sé.

Lo que si creo es que independientemente de que sepamos encontrar la belleza en las situaciones que nos rodean, todo lo que cuenta al final es lo que nos deja el momento que vivimos en cualquier circunstancia. El momento precisa de contacto y, a su vez, implica relación. El vehículo es la información y esto es lo único con lo que podemos jugar. El resultado es lo que percibimos en forma de emociones y sentimientos, y dependiendo de estos, el momento será satisfactorio o no. El resultado será el esperado o no.

Todo lo demás son nuestros sueños, ilusiones y deseos. Estos vienen a ser los resultados que esperamos obtener y que muy pocas veces se acercan a los momentos que realmente vivimos.

Que, ¿cuáles son mis deseos?
Follar mucho. Acabar mi carrera, para luego conseguir un puesto de trabajo. Más tarde, independizarme, irme a algún rincón del mundo para seguir aprendiendo y dedicarme a algún tipo de investigación en mi campo. Follar mucho más. Esperar a que se me presente la chica de mis sueños, si es que existe. Tener hijos. Se acabo lo de follar mucho, bla,bla,bla,...

Sueños... todo queda en los sueños.

Por cierto, hoy cumplo 22 añitos. "Añitos" sí, que aún no soy un vieo ostia.

Quién esté pasando un verano currando, estudiando, bebiendo mucho y mojando poco que no se altere. Viene a ser muy normal en esta época del año.

A todos los demás... sois unos malditos cabrones! jaja.

Hasta la siguiente entrada.




Categoría:

delicous menéame

2 comentarios:

PAQUI dijo...

Olé, cuando abres tu CORAZÓN eres todo un filósofo. Deberías hacerlo más a menudo.
No estoy totalmente de acuerdo con el secreto de tus amigos, porque si no conoces lo que es una mierda, no podrás aprender y saborear los buenos momentos, y tu vida sería un camino de rosas y aburrimiento.

wanfry dijo...

prueba